PANASEF ha solicitado que el personal funerario sea incluido como colectivo prioritario en la vacunación contra la Covid-19

PANASEF ha solicitado al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ministerio de Sanidad) que el personal de las empresas de servicios funerarios sea considerado colectivo prioritario para la vacunación contra la Covid-19 y sea incluido en el Plan de Vacunación que se presenta mañana.

Según Alfredo Gosálvez, secretario general de PANASEF, “los profesionales funerarios son el último eslabón de la cadena sanitaria y estamos muy expuestos al virus. Parte importante de su labor es la retirada de fallecidos en los hospitales y residencias de ancianos, lugares con una alta incidencia de fallecidos por Covid-19. Por tanto, creemos que es necesario que el personal funerario sea considerado colectivo prioritario y se les pueda administrar la vacuna contra la Covid-19 en una primera fase”.

El personal de las empresas de servicios funerarios está en contacto directo, no solo con los fallecidos por la Covid-19 sino también con sus familiares, habitualmente últimos contactos directos con estos fallecidos, por lo que en su día a día están muy expuestos al virus.

“Somos considerados un servicio esencial básico. Y aunque las empresas de servicios funerarios hemos adoptado todas las medidas para minimizar el riesgo entre nuestro personal, el riesgo cero no existe. El posible cierre de alguna empresa funeraria por contagio de Covid-19 entre sus trabajadores podría suponer un riesgo sanitario ya que no podríamos realizar las recogidas de fallecidos y se podrían bloquear los hospitales. No nos podemos permitir esta situación sobre todo estos meses en los que el incremento de fallecidos está siendo tan importante”, comenta Alfredo Gosálvez.

El cierre de las instalaciones funerarias por cuarentena de sus trabajadores, no solo supondría un riesgo sanitario sino también emocional para los familiares y amigos de los fallecidos, ya que no podrían despedirse de su ser querido y se retrasaría el proceso de duelo. Una situación que ya se ha vivido en la primera ola de la pandemia y que ha supuesto importantes consecuencias psicológicas para las familias afectadas.

Fuente: PANASEF

Celebración de vida, nueva despedida

El mercado funerario español ha experimentado la aparición de nuevas tendencias que están variando su fisonomía tradicional y configuran una nueva cultura funeraria. Entre ellas destaca el aumento de la cremación, una creciente sensibilidad medioambiental, el aumento de ceremonias seculares frente a un descenso de ceremonias religiosas y una demanda de mayor personalización junto con un uso creciente de la tecnología digital.

Esta evolución se ha producido antes en la cultura funeraria anglosajona pero ya está aumentando en todos los lugares. Un ejemplo. El Instituto IPSOS (2018) realizó un estudio que mostraba que el 63% de los franceses prefieren la cremación frente a la inhumación. Cabe destacar que el 40% de la demanda de cremación se basa en criterios medioambientales y que el mayor crecimiento se registra en el segmento de población de más edad. Por otro lado, el 71% de la población pide una ceremonia en sus funerales (un 26% de carácter secular y un 45% de carácter religioso). El 51% de la población exige personalización y un 33% lamenta que falten alternativas a las ceremonias religiosas para los no creyentes. La tecnología tiene una presencia cada vez mayor; se estima ya que el 71% de los potenciales clientes de servicios funerarios usan internet para informarse.

En la cultura anglosajona los cambios han sido más rápidos. El funeral británico rinde cada vez más un homenaje a la vida del difunto en lugar de lamentar su muerte. El tono es cada vez más feliz en lugar de triste. El uso del negro está cada vez más desechado. Una encuesta de ICM a 2.000 británicos en 2015, señaló que el 54% quería que su funeral fuera una celebración de la vida. Un 48% dijo que quería incorporar al mismo, el pasatiempo, color, equipo de fútbol o música favorita del fallecido. El 75% de las cremaciones cuentan con sistemas audiovisuales que permiten reproducir videoclips.

En España estamos inmersos en una transformación de los rituales tradicionales por unos nuevos que complementen el retroceso de las ceremonias religiosas, aunque es cierto que todavía muchas personas prefieren la sobriedad de un funeral tradicional. Cada uno elige llorar de manera muy diferente y hay que satisfacerle. Con todo, hay una clara tendencia al cambio, pero creo que nos falta oferta. Hay un cierto temor a ir demasiado lejos y romper los códigos porque los funerales siguen siendo un acto social. La demanda de innovación proviene más de las peticiones de las familias que de los propios profesionales funerarios y parece expresarse más en ajustes y pequeños detalles que en términos de una oferta radicalmente alternativa.

Es aquí donde existe una oportunidad de desarrollo para empresas funerarias con visión de futuro. Steve Jobs, cofundador y CEO de Apple, acuñó una frase que ha servido de reflexión para muchos emprendedores: “Muchas veces la gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas”. Las empresas españolas que oferten celebraciones de vida liderarán el sector en el futuro.

En ese nuevo diseño de las despedidas como celebraciones de vida, es importante recordar que los funerales no son para la persona desaparecida, sino para las personas que quedan atrás. Es una noción fundamental en un entorno de importante cambio generacional. La experiencia demuestra que los rituales ayudan a dar sentido a la pérdida, permiten compartir recuerdos, expresar emociones y comenzar el proceso de duelo en una sociedad que evoluciona hacia valores menos tradicionales. Cada vez más personas desean personalizar el funeral. Quieren que las ceremonias sean un evento en torno a la figura del fallecido, recordar lo que fue su vida y lo que amaba. Se están convirtiendo así en una celebración de vida que constituye una nueva despedida.

El profesional funerario pasa así a ser un gestor de emociones: debe saber escuchar sin interferir y debe tener una mentalidad psicológica llena de empatía para ayudar a familiares y amigos en tiempos de cambios generacionales. Es todo un desafío.

Autor: Vicente Luis Díaz Pedraza (Economista – Asesor de Marketing)

Fuente: Actualidad Aseguradora

El sistema de MoMo estima dos periodos de exceso de mortalidad en nuestro país

Los resultados obtenidos en el Informe de Situación a fecha 4 de noviembre del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) -realizado en el marco de la vigilancia de los excesos de mortalidad por todas las causas- estiman que se han producido dos periodos de exceso de mortalidad por todas las causas a nivel nacional: del 10 de marzo al 9 de mayo y del 20 de julio al 3 de noviembre. En el periodo del 10 de marzo al 9 de mayo el exceso es superior en mujeres (72%) que en hombres (67%), y se concentra en los mayores de 74 años (78%), seguido del grupo de edad de 65 a 74 años (58%). Por su parte, en el periodo del 20 de julio al 3 de noviembre el exceso es superior en mujeres (20%) que en hombres (17%), y se concentra en los mayores de 74 años (18%).

En cuanto a las Comunidades Autónomas se han detectado excesos de mortalidad en Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana, Extremadura, Galicia, Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco y La Rioja. En ellas, el exceso de mortalidad se concentra en los grupos de edad de mayores de 74 y entre 65 y 74 años.

España participa en la red europea EuroMOMO1 para la estimación de los excesos de mortalidad por todas las causas con un modelo común en todos los países. Las actualizaciones de las últimas dos semanas indican también un exceso de mortalidad en España a nivel nacional que se concentra fundamentalmente en los mayores de 64 años. Los excesos se observan también en otros países de nuestro entorno.

Recordar que el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) en España utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 93% de la población española y que incluye todas las provincias. Las estimaciones de mortalidad esperada se realizan mediante modelos restrictivos de medias históricas basados en la mortalidad observada del 1 de enero 2008 hasta un año previo a la fecha actual. Las defunciones observadas en los últimos 28 días se corrigen por el retraso en la notificación, teniendo en cuenta tres factores: el número de defunciones notificadas diariamente, la distribución de defunciones notificadas diariamente y el número promedio de fallecidos por día, aplicando una regularización a la estimación por máxima verosimilitud.

Consultar Informe MoMo. Situación a 4 de noviembre de 2020.

Fuente: Revista Funeraria

Funermostra reúne al Comité Organizador de cara a la edición 2021

La Feria Internacional de Productos y Servicios Funerarios, Funermostra, celebrará su decimosexta convocatoria del 19 al 21 de mayo de 2021 en Feria Valencia, habiéndose marcado como meta prioritaria reforzar su posicionamiento como referente en el sector a través de dos potentes estrategias: una sustancial rebaja en el precio de la superficie expositiva y, por otro lado, la mejora de su proyección en los mercados internacionales.

Con el objetivo de preparar la próxima edición, Funermostra convocaba al Comité Organizador, que celebró una reunión en formato híbrido –presencial y digital- el pasado mes de octubre. El encuentro, presidido por la directora de Funermostra, Beatriz Colom, contó con la presencia de las empresas, entidades y colectivos más representativos del sector funerario español.

La reunión abordó diversos aspectos, entre ellos, los relacionados con las actividades que se llevarán a cabo en el marco de la feria. En este sentido, se propuso la celebración de debates y ponencias –tanto presenciales como digitales- relacionadas con temas como los nuevos espacios: distribución y protocolos en los tanatorios; las nuevas tecnologías como elemento ilimitado de aproximación no presencial y facilitadoras de la oferta de servicios; el medio ambiente y los productos consumibles y transportes sostenibles, así como la seguridad laboral.

En cuanto a la mejora de la proyección del certamen en los mercados internacionales, se estudiaron durante la reunión diferentes posibilidades de captación de compradores internacionales que tan buenos resultados obtuvo en la edición de 2019, en la que se dieron cita en el certamen compradores de 30 países, incluyendo mercados estratégicos para el sector como China, Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Brasil, Holanda o Reino Unido.

Por otra parte, se habló sobre la XVI edición de los Premios Funermostra que incluirían las categorías de ‘Producto Innovador’, ‘Producto respetuoso con el Medio Ambiente’ y ‘Mejor stand’, entre otras.

Fuente: Revista Funeraria

La patronal de las empresas de servicios funerarios presenta su radiografía del sector

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) ha presentado su quinta edición del informe “Radiografía del sector funerario” con motivo del Día de Todos los Santos. La radiografía analiza principalmente datos del 2019, pero ofrece ya algunos datos preliminares de contraste con motivo de la pandemia.

Por ejemplo, queda reflejado el incremento de más del 20% de fallecimientos durante el primer semestre del presente año 2020 (incremento de 44.651 fallecidas respecto al mismo semestre del año anterior).

El informe analiza también el tamaño del sector, compuesto por 1.100 empresas públicas y privadas, de las cuales entre 800 y 900 empresas son pymes que facturan menos de 1 millón de euros. Se estima una caída de más del 40% de facturación durante el primer semestre de 2020 por los costes adicionales asociados a la COVID-19 (cierre de salas, prohibición de ceremonias, compra de equipos de protección y sudarios específicos, refuerzos de plantilla y cientos de horas extras, etc.). El número de trabajadores del sector ronda los 12.000 trabajadores tras los incrementos de plantilla con motivo de la pandemia.

El número de tanatorios o velatorios en España se mantiene en 2.525 instalaciones con 7.050 salas. Andalucía, Cataluña y Castilla León son las comunidades con mayor número. La media de fallecidos en España en 2019 fue de 1.144 personas al día, por lo que hay seis salas de velatorio por fallecido en condiciones normales. Como contraste, durante los primeros meses de la pandemia la media de defunciones llegó a subir hasta un 500% en ciudades como Madrid. En relación con los cementerios, España cuenta con 17.682 cementerios para 8.126 municipios, y el 99% son de propiedad municipal.

Además, España dispone de 464 hornos crematorios, y se sitúa en el país de Europa con mayor número de estas instalaciones. Destaca el esfuerzo de aumento de hornos, por ejemplo, en Madrid, con motivo de la pandemia, pasando de 28 a 34. También resaltan las fuertes inversiones de las funerarias en filtros de emisiones a la atmósfera.

Esta tendencia se pliega a los hábitos funerarios de los españoles, con un aumento de las incineraciones de 3,32 puntos en 2019, tendencia reforzada por la pandemia. En 2019, las incineraciones ascendieron al 44,54% frente al 55,46% de inhumaciones. El porcentaje de incineraciones alcanzará el 60% en 2025 según previsiones del sector. En los últimos años, algunas capitales de provincia (Málaga y Sevilla) han superado ya el 70% de incineraciones.

En cuanto a las despedidas de los seres queridos, los españoles siguen optando en un 82% por las ceremonias religiosas, frente al 18% que optan por ceremonias laicas (principalmente en las grandes ciudades).

Descargar informe completo

Fuente: elfunerariodigital.com

Ciriego establece restricciones hasta el 2 de noviembre para garantizar la seguridad

El cementerio de Ciriego ha establecido restricciones de acceso desde el 24 de octubre y hasta el 2 de noviembre como medida preventiva ante la alerta sanitaria motivada por la covid-19 para evitar las aglomeraciones de personas durante los días previos a la festividad de Todos los Santos y garantizar, al máximo posible, la seguridad de los ciudadanos.

Así lo ha anunciado el concejal de Patrimonio y vicepresidente de la sociedad Cementerio Jardín, Víctor González-Huergo, quien ha detallado las medidas que se han adoptado en cumplimiento con las recomendaciones de la Consejería de Sanidad

De esta forma, se ha señalizado con flechas en el suelo los caminos de bajada y de subida, que ahora son de una única dirección, permaneciendo solo con doble sentido las vías principales.

También ha precisado que se celebrarán únicamente 3 misas el día de Todos los Santos, a las 11, 13 y 17 h. y otras tres el día 2, día de los Fieles Difuntos, a las 10.30 (funeral presidido por el Obispo D. Manuel Sanchez Monge), 12.30 y 17 horas, “al objeto de desinfectar el templo exhaustivamente entre cada oficio”.

Se accederá a la capilla por una sola puerta, con un aforo limitado a tres personas por banco y se tomará la temperatura a todos los asistentes, siendo obligatorio el uso de mascarillas y el gel desinfectante.

Se contratará a vigilantes de seguridad para ayudar a los trabajadores del cementerio a que los visitantes, que pueden acudir al camposanto de 8 a 18 horas, cumplan las normas establecidas.

En la oficina del camposanto también se ha reducido el aforo a dos personas, siendo también obligatorio el uso de mascarillas y gel desinfectante.

También queda terminantemente prohibido el acceso al recinto con sillas y/o bancos y no se podrán formar grupos de más de seis personas a la vez en torno a una misma unidad de enterramiento, manteniendo en todo momento entre ellos la distancia de seguridad.

En cuanto a los días 31 de octubre y 1 de noviembre habrá una única puerta de entrada y otra de salida al recinto del Cementerio, permaneciendo el portón central cerrado y abriendo únicamente para el acceso de los coches fúnebres para la prestación de los servicios.

“Rogamos a todas las personas que acudan al cementerio respeten al máximo las normas establecidas, y procuren programar sus visitas en los días previos a Todos los Santos para evitar así aglomeraciones de gente”, ha concluido el concejal.

Fuente: santander.es

PANASEF prepara un homenaje a los fallecidos en la semana de los difuntos

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF), junto a todas las empresas españolas del sector, preparan un homenaje a las víctimas de la pandemia y a todos los fallecidos durante este año, a través del lenguaje simbólico de las flores y del llamamiento a un minuto de silencio con motivo de la celebración del Día de Todos los Santos.

El objeto del homenaje va, además, más allá de honrar la memoria de los que no están. Busca mostrar el compromiso del sector con el acompañamiento a los seres queridos en su proceso de duelo. También dar un merecido reconocimiento a la gran labor profesional del personal funerario, el último y en ocasiones olvidado eslabón de la cadena sanitaria durante esta pandemia.

Durante el Día de Todos los Santos se desarrollará un acto en cada una de las empresas de servicios funerarios del país que conforman el sector. En el acto se guardará un minuto de silencio por los fallecidos. Además, destacará el uso en los homenajes de la jornada de tres tipos de flores concretas por su simbología distinta y complementaria. El crisantemo, que representa la eternidad, con el objetivo de honrar la memoria de los fallecidos; el clavel, la amistad y el cariño sincero para con las familias y, la gerbera rosada, el agradecimiento a todos los profesionales por su compromiso diario.

Durante los días duros de la pandemia, y posteriormente, se han visto por toda la geografía nacional diversos homenajes a trabajadores sanitarios y víctimas, desde los aplausos a palabras de agradecimiento y reconocimiento. En palabras de Juan Vicente Sánchez-Araña, Presidente de PANASEF: ‘En el sector funerario somos 12.000 profesionales en toda España que hemos estado en el epicentro de esta crisis. Lo hemos vivido desde dentro y queríamos aprovechar estas fechas para homenajear a quien más se lo merecen: nuestros difuntos y sus familias. También a nuestros profesionales, a veces olvidados, que hacen posible la imprescindible labor social de la profesión”.

Alfredo Gosálvez, Secretario General de PANASEF, señala: ‘Pensamos en un homenaje para el Día de los Difuntos, pero parecía que ya se había dicho todo y que las palabras no eran suficiente para expresarse. Por esa razón se nos ocurrió recurrir al lenguaje universal de las flores, íntimamente ligadas a nuestra profesión y al adiós de los seres queridos, para decir mucho más que lo que se puede decir con palabras’.

Ver más información

#1Nsiemprecontigo

Fuente: PANASEF

PANASEF tendrá línea directa con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias

La petición de la patronal de servicios funerarios ha sido escuchada y el Ministerio de Sanidad contará con su asesoramiento y experiencia en la gestión funeraria de la epidemia.

El sector funerario tendrá contacto directo con el responsable de Sanidad Mortuoria del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES). Así lo han acordado el Ministerio de Sanidad y la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) tras una reunión bilateral. El ministerio ha recibido a la patronal de las funerarias -PANASEF- a raíz de la petición urgente de esta última de que la voz de expertos asesores del sector forme parte del CCAES a la hora de gestionar potenciales nuevos picos de la pandemia.

Las funerarias venían pidiendo hace tiempo este canal de coordinación directo entre los responsables gubernamentales de la toma de decisiones y las empresas funerarias, las encargadas últimas de la gestión sobre el terreno de los fallecidos. El sector ve ahora satisfecha su aspiración de formar parte del esquema de trabajo y asesoramiento del Comité de Emergencias.

No obstante, la preocupación del sector se instala ahora en la escasa coordinación a nivel autonómico, dado que son los gobiernos regionales los responsables de la gestión de esta nueva fase de la pandemia. La petición actual del sector funerario a las autonomías es mejorar esta relación para evitar un nuevo colapso y preparase ante una potencial conjunción de nuevos picos de la pandemia con la gripe otoñal.

Alfredo Gosálvez, Secretario General de PANASEF, señala que ‘aunque también hemos asesorado en la confección de los protocolos de actuación ante los fallecidos por la Covid-19, aún hay mucho margen de mejora a nivel regional. Los contactos de los gobiernos autonómicos no pueden limitarse a un telefonazo. Pedimos a las Comunidades Autónomas que sigan el ejemplo del Ministerio de Sanidad e incluyan a expertos funerarios en sus centros de toma de decisión y comités de emergencia. No podemos repetir situaciones como las de la primera ola, cuando, por ejemplo, los responsables públicos montaron morgues provisionales sin contar con nosotros’.

Las empresas funerarias llevan meses preparándose con refuerzos de plantilla superiores al 15% en un sector que cuenta con más de 12.000 profesionales en toda España. Además, se ha reforzado el provisionamiento de equipos de protección EPI’s, sudarios y ataúdes. Las empresas han establecido también rigurosos protocolos higiénico-sanitarios conforme a la Especificación UNE 0069 impulsada por PANASEF la Asociación Española de Normalización (UNE).

Fuente: PANASEF

El INE propone la digitalización del certificado médico de defunción

En España los datos de defunciones se conocen de forma precisa pero lenta: en la actualidad, desde que se produce un fallecimiento hasta que el Instituto Nacional de Estadística (INE) tiene conocimiento del mismo, transcurren un mínimo de dos meses. Este extendido periodo de tiempo ha dificultado a lo largo de la pandemia conocer la evolución de las cifras de fallecimientos en tiempo real.

Con el objetivo de agilizar la recepción de la información, el INE ha enviado a las Comunidades Autónomas una propuesta para cambiar el certificado médico de defunción en papel, el cual distribuye el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, por un certificado digital. De esta manera, el proceso será telemático y el propio médico podrá certificar la defunción a través de una aplicación, quedando informados simultáneamente el Registro Civil y el INE. Se prevé que, tras una prueba piloto en 2 provincias, la digitalización de este certificado se pueda implantar en todo el territorio en enero de 2021.

Fuente: Revista Funeraria

PANASEF reclama ‘su sitio’ en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) ha pedido la inclusión de un especialista representante del sector en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad de cara a preparar una posible segunda ola de fallecimientos por el Covid-19. También solicita su participación en los comités de emergencias que se establezcan en cada autonomía.

Las funerarias vienen solicitando desde hace meses que se establezca una coordinación más estable y fluida con la Administración central y las regionales, y denuncian una falta de interlocución. En palabras de Alfredo Gosálvez, Secretario General de PANASEF, ‘no se puede ir detrás de la pandemia. En esta ocasión tenemos que tratar de ir por delante. Tenemos que evitar un nuevo desabastecimiento y un nuevo colapso, máxime cuando hay una posible conjunción con la gripe otoñal’.

La pretensión del sector es estar preparados y que las administraciones públicas cuenten con la experiencia necesaria en estas labores específicas. En este sentido, las funerarias están cumpliendo su parte de cara a una potencial segunda ola de fallecimientos.

Refuerzo de plantilla y stocks

PANASEF ha registrado en los últimos meses notables incrementos de plantilla en las 1.300 empresas de servicios funerarios que componen el sector. En circunstancias normales el sector cuenta con casi 12.000 trabajadores en todo el país. Ahora, se ha producido un refuerzo de plantilla generalizado con aumentos de personal que rondan el 15% en las principales ciudades.

Se ha provisionado de equipos de protección EPI’s, de materiales indispensables como sudarios y ataúdes. En este último caso, se han reforzado las sinergias con los proveedores y fabricantes. Además, se han mejorado los procesos de cremación con lo que se consigue que los hornos hagan más cremaciones al día. Además de extremar la seguridad e higiene. Las empresas tienen establecidos planes de protección Covid-19 y se han certificado instalaciones conforme a la Especificación UNE 0069, impulsada en junio por PANASEF y la Asociación Española de Normalización (UNE).

Fuente: PANASEF

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies