El sistema de MoMo estima dos periodos de exceso de mortalidad en nuestro país

Los resultados obtenidos en el Informe de Situación a fecha 4 de noviembre del Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) -realizado en el marco de la vigilancia de los excesos de mortalidad por todas las causas- estiman que se han producido dos periodos de exceso de mortalidad por todas las causas a nivel nacional: del 10 de marzo al 9 de mayo y del 20 de julio al 3 de noviembre. En el periodo del 10 de marzo al 9 de mayo el exceso es superior en mujeres (72%) que en hombres (67%), y se concentra en los mayores de 74 años (78%), seguido del grupo de edad de 65 a 74 años (58%). Por su parte, en el periodo del 20 de julio al 3 de noviembre el exceso es superior en mujeres (20%) que en hombres (17%), y se concentra en los mayores de 74 años (18%).

En cuanto a las Comunidades Autónomas se han detectado excesos de mortalidad en Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Cataluña, Comunitat Valenciana, Extremadura, Galicia, Comunidad de Madrid, Murcia, Navarra, País Vasco y La Rioja. En ellas, el exceso de mortalidad se concentra en los grupos de edad de mayores de 74 y entre 65 y 74 años.

España participa en la red europea EuroMOMO1 para la estimación de los excesos de mortalidad por todas las causas con un modelo común en todos los países. Las actualizaciones de las últimas dos semanas indican también un exceso de mortalidad en España a nivel nacional que se concentra fundamentalmente en los mayores de 64 años. Los excesos se observan también en otros países de nuestro entorno.

Recordar que el Sistema de Monitorización de la Mortalidad diaria (MoMo) en España utiliza la información de mortalidad por todas las causas que se obtiene diariamente de 3.929 registros civiles informatizados del Ministerio de Justicia, correspondientes al 93% de la población española y que incluye todas las provincias. Las estimaciones de mortalidad esperada se realizan mediante modelos restrictivos de medias históricas basados en la mortalidad observada del 1 de enero 2008 hasta un año previo a la fecha actual. Las defunciones observadas en los últimos 28 días se corrigen por el retraso en la notificación, teniendo en cuenta tres factores: el número de defunciones notificadas diariamente, la distribución de defunciones notificadas diariamente y el número promedio de fallecidos por día, aplicando una regularización a la estimación por máxima verosimilitud.

Consultar Informe MoMo. Situación a 4 de noviembre de 2020.

Fuente: Revista Funeraria

Funermostra reúne al Comité Organizador de cara a la edición 2021

La Feria Internacional de Productos y Servicios Funerarios, Funermostra, celebrará su decimosexta convocatoria del 19 al 21 de mayo de 2021 en Feria Valencia, habiéndose marcado como meta prioritaria reforzar su posicionamiento como referente en el sector a través de dos potentes estrategias: una sustancial rebaja en el precio de la superficie expositiva y, por otro lado, la mejora de su proyección en los mercados internacionales.

Con el objetivo de preparar la próxima edición, Funermostra convocaba al Comité Organizador, que celebró una reunión en formato híbrido –presencial y digital- el pasado mes de octubre. El encuentro, presidido por la directora de Funermostra, Beatriz Colom, contó con la presencia de las empresas, entidades y colectivos más representativos del sector funerario español.

La reunión abordó diversos aspectos, entre ellos, los relacionados con las actividades que se llevarán a cabo en el marco de la feria. En este sentido, se propuso la celebración de debates y ponencias –tanto presenciales como digitales- relacionadas con temas como los nuevos espacios: distribución y protocolos en los tanatorios; las nuevas tecnologías como elemento ilimitado de aproximación no presencial y facilitadoras de la oferta de servicios; el medio ambiente y los productos consumibles y transportes sostenibles, así como la seguridad laboral.

En cuanto a la mejora de la proyección del certamen en los mercados internacionales, se estudiaron durante la reunión diferentes posibilidades de captación de compradores internacionales que tan buenos resultados obtuvo en la edición de 2019, en la que se dieron cita en el certamen compradores de 30 países, incluyendo mercados estratégicos para el sector como China, Estados Unidos, Alemania, Bélgica, Brasil, Holanda o Reino Unido.

Por otra parte, se habló sobre la XVI edición de los Premios Funermostra que incluirían las categorías de ‘Producto Innovador’, ‘Producto respetuoso con el Medio Ambiente’ y ‘Mejor stand’, entre otras.

Fuente: Revista Funeraria

La patronal de las empresas de servicios funerarios presenta su radiografía del sector

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) ha presentado su quinta edición del informe “Radiografía del sector funerario” con motivo del Día de Todos los Santos. La radiografía analiza principalmente datos del 2019, pero ofrece ya algunos datos preliminares de contraste con motivo de la pandemia.

Por ejemplo, queda reflejado el incremento de más del 20% de fallecimientos durante el primer semestre del presente año 2020 (incremento de 44.651 fallecidas respecto al mismo semestre del año anterior).

El informe analiza también el tamaño del sector, compuesto por 1.100 empresas públicas y privadas, de las cuales entre 800 y 900 empresas son pymes que facturan menos de 1 millón de euros. Se estima una caída de más del 40% de facturación durante el primer semestre de 2020 por los costes adicionales asociados a la COVID-19 (cierre de salas, prohibición de ceremonias, compra de equipos de protección y sudarios específicos, refuerzos de plantilla y cientos de horas extras, etc.). El número de trabajadores del sector ronda los 12.000 trabajadores tras los incrementos de plantilla con motivo de la pandemia.

El número de tanatorios o velatorios en España se mantiene en 2.525 instalaciones con 7.050 salas. Andalucía, Cataluña y Castilla León son las comunidades con mayor número. La media de fallecidos en España en 2019 fue de 1.144 personas al día, por lo que hay seis salas de velatorio por fallecido en condiciones normales. Como contraste, durante los primeros meses de la pandemia la media de defunciones llegó a subir hasta un 500% en ciudades como Madrid. En relación con los cementerios, España cuenta con 17.682 cementerios para 8.126 municipios, y el 99% son de propiedad municipal.

Además, España dispone de 464 hornos crematorios, y se sitúa en el país de Europa con mayor número de estas instalaciones. Destaca el esfuerzo de aumento de hornos, por ejemplo, en Madrid, con motivo de la pandemia, pasando de 28 a 34. También resaltan las fuertes inversiones de las funerarias en filtros de emisiones a la atmósfera.

Esta tendencia se pliega a los hábitos funerarios de los españoles, con un aumento de las incineraciones de 3,32 puntos en 2019, tendencia reforzada por la pandemia. En 2019, las incineraciones ascendieron al 44,54% frente al 55,46% de inhumaciones. El porcentaje de incineraciones alcanzará el 60% en 2025 según previsiones del sector. En los últimos años, algunas capitales de provincia (Málaga y Sevilla) han superado ya el 70% de incineraciones.

En cuanto a las despedidas de los seres queridos, los españoles siguen optando en un 82% por las ceremonias religiosas, frente al 18% que optan por ceremonias laicas (principalmente en las grandes ciudades).

Descargar informe completo

Fuente: elfunerariodigital.com

Ciriego establece restricciones hasta el 2 de noviembre para garantizar la seguridad

El cementerio de Ciriego ha establecido restricciones de acceso desde el 24 de octubre y hasta el 2 de noviembre como medida preventiva ante la alerta sanitaria motivada por la covid-19 para evitar las aglomeraciones de personas durante los días previos a la festividad de Todos los Santos y garantizar, al máximo posible, la seguridad de los ciudadanos.

Así lo ha anunciado el concejal de Patrimonio y vicepresidente de la sociedad Cementerio Jardín, Víctor González-Huergo, quien ha detallado las medidas que se han adoptado en cumplimiento con las recomendaciones de la Consejería de Sanidad

De esta forma, se ha señalizado con flechas en el suelo los caminos de bajada y de subida, que ahora son de una única dirección, permaneciendo solo con doble sentido las vías principales.

También ha precisado que se celebrarán únicamente 3 misas el día de Todos los Santos, a las 11, 13 y 17 h. y otras tres el día 2, día de los Fieles Difuntos, a las 10.30 (funeral presidido por el Obispo D. Manuel Sanchez Monge), 12.30 y 17 horas, “al objeto de desinfectar el templo exhaustivamente entre cada oficio”.

Se accederá a la capilla por una sola puerta, con un aforo limitado a tres personas por banco y se tomará la temperatura a todos los asistentes, siendo obligatorio el uso de mascarillas y el gel desinfectante.

Se contratará a vigilantes de seguridad para ayudar a los trabajadores del cementerio a que los visitantes, que pueden acudir al camposanto de 8 a 18 horas, cumplan las normas establecidas.

En la oficina del camposanto también se ha reducido el aforo a dos personas, siendo también obligatorio el uso de mascarillas y gel desinfectante.

También queda terminantemente prohibido el acceso al recinto con sillas y/o bancos y no se podrán formar grupos de más de seis personas a la vez en torno a una misma unidad de enterramiento, manteniendo en todo momento entre ellos la distancia de seguridad.

En cuanto a los días 31 de octubre y 1 de noviembre habrá una única puerta de entrada y otra de salida al recinto del Cementerio, permaneciendo el portón central cerrado y abriendo únicamente para el acceso de los coches fúnebres para la prestación de los servicios.

“Rogamos a todas las personas que acudan al cementerio respeten al máximo las normas establecidas, y procuren programar sus visitas en los días previos a Todos los Santos para evitar así aglomeraciones de gente”, ha concluido el concejal.

Fuente: santander.es

PANASEF prepara un homenaje a los fallecidos en la semana de los difuntos

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF), junto a todas las empresas españolas del sector, preparan un homenaje a las víctimas de la pandemia y a todos los fallecidos durante este año, a través del lenguaje simbólico de las flores y del llamamiento a un minuto de silencio con motivo de la celebración del Día de Todos los Santos.

El objeto del homenaje va, además, más allá de honrar la memoria de los que no están. Busca mostrar el compromiso del sector con el acompañamiento a los seres queridos en su proceso de duelo. También dar un merecido reconocimiento a la gran labor profesional del personal funerario, el último y en ocasiones olvidado eslabón de la cadena sanitaria durante esta pandemia.

Durante el Día de Todos los Santos se desarrollará un acto en cada una de las empresas de servicios funerarios del país que conforman el sector. En el acto se guardará un minuto de silencio por los fallecidos. Además, destacará el uso en los homenajes de la jornada de tres tipos de flores concretas por su simbología distinta y complementaria. El crisantemo, que representa la eternidad, con el objetivo de honrar la memoria de los fallecidos; el clavel, la amistad y el cariño sincero para con las familias y, la gerbera rosada, el agradecimiento a todos los profesionales por su compromiso diario.

Durante los días duros de la pandemia, y posteriormente, se han visto por toda la geografía nacional diversos homenajes a trabajadores sanitarios y víctimas, desde los aplausos a palabras de agradecimiento y reconocimiento. En palabras de Juan Vicente Sánchez-Araña, Presidente de PANASEF: ‘En el sector funerario somos 12.000 profesionales en toda España que hemos estado en el epicentro de esta crisis. Lo hemos vivido desde dentro y queríamos aprovechar estas fechas para homenajear a quien más se lo merecen: nuestros difuntos y sus familias. También a nuestros profesionales, a veces olvidados, que hacen posible la imprescindible labor social de la profesión”.

Alfredo Gosálvez, Secretario General de PANASEF, señala: ‘Pensamos en un homenaje para el Día de los Difuntos, pero parecía que ya se había dicho todo y que las palabras no eran suficiente para expresarse. Por esa razón se nos ocurrió recurrir al lenguaje universal de las flores, íntimamente ligadas a nuestra profesión y al adiós de los seres queridos, para decir mucho más que lo que se puede decir con palabras’.

Ver más información

#1Nsiemprecontigo

Fuente: PANASEF

PANASEF tendrá línea directa con el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias

La petición de la patronal de servicios funerarios ha sido escuchada y el Ministerio de Sanidad contará con su asesoramiento y experiencia en la gestión funeraria de la epidemia.

El sector funerario tendrá contacto directo con el responsable de Sanidad Mortuoria del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias (CCAES). Así lo han acordado el Ministerio de Sanidad y la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) tras una reunión bilateral. El ministerio ha recibido a la patronal de las funerarias -PANASEF- a raíz de la petición urgente de esta última de que la voz de expertos asesores del sector forme parte del CCAES a la hora de gestionar potenciales nuevos picos de la pandemia.

Las funerarias venían pidiendo hace tiempo este canal de coordinación directo entre los responsables gubernamentales de la toma de decisiones y las empresas funerarias, las encargadas últimas de la gestión sobre el terreno de los fallecidos. El sector ve ahora satisfecha su aspiración de formar parte del esquema de trabajo y asesoramiento del Comité de Emergencias.

No obstante, la preocupación del sector se instala ahora en la escasa coordinación a nivel autonómico, dado que son los gobiernos regionales los responsables de la gestión de esta nueva fase de la pandemia. La petición actual del sector funerario a las autonomías es mejorar esta relación para evitar un nuevo colapso y preparase ante una potencial conjunción de nuevos picos de la pandemia con la gripe otoñal.

Alfredo Gosálvez, Secretario General de PANASEF, señala que ‘aunque también hemos asesorado en la confección de los protocolos de actuación ante los fallecidos por la Covid-19, aún hay mucho margen de mejora a nivel regional. Los contactos de los gobiernos autonómicos no pueden limitarse a un telefonazo. Pedimos a las Comunidades Autónomas que sigan el ejemplo del Ministerio de Sanidad e incluyan a expertos funerarios en sus centros de toma de decisión y comités de emergencia. No podemos repetir situaciones como las de la primera ola, cuando, por ejemplo, los responsables públicos montaron morgues provisionales sin contar con nosotros’.

Las empresas funerarias llevan meses preparándose con refuerzos de plantilla superiores al 15% en un sector que cuenta con más de 12.000 profesionales en toda España. Además, se ha reforzado el provisionamiento de equipos de protección EPI’s, sudarios y ataúdes. Las empresas han establecido también rigurosos protocolos higiénico-sanitarios conforme a la Especificación UNE 0069 impulsada por PANASEF la Asociación Española de Normalización (UNE).

Fuente: PANASEF

El INE propone la digitalización del certificado médico de defunción

En España los datos de defunciones se conocen de forma precisa pero lenta: en la actualidad, desde que se produce un fallecimiento hasta que el Instituto Nacional de Estadística (INE) tiene conocimiento del mismo, transcurren un mínimo de dos meses. Este extendido periodo de tiempo ha dificultado a lo largo de la pandemia conocer la evolución de las cifras de fallecimientos en tiempo real.

Con el objetivo de agilizar la recepción de la información, el INE ha enviado a las Comunidades Autónomas una propuesta para cambiar el certificado médico de defunción en papel, el cual distribuye el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos, por un certificado digital. De esta manera, el proceso será telemático y el propio médico podrá certificar la defunción a través de una aplicación, quedando informados simultáneamente el Registro Civil y el INE. Se prevé que, tras una prueba piloto en 2 provincias, la digitalización de este certificado se pueda implantar en todo el territorio en enero de 2021.

Fuente: Revista Funeraria

PANASEF reclama ‘su sitio’ en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) ha pedido la inclusión de un especialista representante del sector en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad de cara a preparar una posible segunda ola de fallecimientos por el Covid-19. También solicita su participación en los comités de emergencias que se establezcan en cada autonomía.

Las funerarias vienen solicitando desde hace meses que se establezca una coordinación más estable y fluida con la Administración central y las regionales, y denuncian una falta de interlocución. En palabras de Alfredo Gosálvez, Secretario General de PANASEF, ‘no se puede ir detrás de la pandemia. En esta ocasión tenemos que tratar de ir por delante. Tenemos que evitar un nuevo desabastecimiento y un nuevo colapso, máxime cuando hay una posible conjunción con la gripe otoñal’.

La pretensión del sector es estar preparados y que las administraciones públicas cuenten con la experiencia necesaria en estas labores específicas. En este sentido, las funerarias están cumpliendo su parte de cara a una potencial segunda ola de fallecimientos.

Refuerzo de plantilla y stocks

PANASEF ha registrado en los últimos meses notables incrementos de plantilla en las 1.300 empresas de servicios funerarios que componen el sector. En circunstancias normales el sector cuenta con casi 12.000 trabajadores en todo el país. Ahora, se ha producido un refuerzo de plantilla generalizado con aumentos de personal que rondan el 15% en las principales ciudades.

Se ha provisionado de equipos de protección EPI’s, de materiales indispensables como sudarios y ataúdes. En este último caso, se han reforzado las sinergias con los proveedores y fabricantes. Además, se han mejorado los procesos de cremación con lo que se consigue que los hornos hagan más cremaciones al día. Además de extremar la seguridad e higiene. Las empresas tienen establecidos planes de protección Covid-19 y se han certificado instalaciones conforme a la Especificación UNE 0069, impulsada en junio por PANASEF y la Asociación Española de Normalización (UNE).

Fuente: PANASEF

El sector funerario español se declara preparado para una segunda ola de COVID19

El sector funerario en España asegura que está preparado para afrontar una segunda oleada de COVID-19 y evitar que ocurra lo mismo que durante los primeros meses de la pandemia, cuando el aumento de fallecimientos generó una situación de saturación que desbordó todas las previsiones de estos servicios. “Hemos hecho los deberes para que no ocurra aquello que ocurrió”, ha afirmado el secretario general de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), Alfredo Gonsálvez, en una entrevista con EFE, en la que además ha reclamado una “coordinación más fluida y eficaz” con la Administración y que un experto del sector esté “donde se toman las decisiones”.

El responsable de la patronal del sector, que agrupa unas 1.300 empresas, cuenta con cerca de 12.000 trabajadores y factura alrededor de 1.600 millones de euros anuales, ha subrayado que “nadie estaba preparado” para lo que sucedió: hubo días con picos de trabajo del 500 por cien. “En Madrid, un día normal de marzo o abril fallecen de media unas 75 personas; en la última semana de marzo y primera de abril, murieron casi 400 personas al día”, ha recordado Gonsálvez, quien ha insistido en que ahora el sector “se ha adelantado”.

No obstante, ha dicho, los servicios funerarios no son los únicos actores de la cadena sanitaria, sino su “último eslabón”, y ha reparado en que existen otros elementos, como el Registro Civil, donde deben realizarse una serie de trámites y “a lo mejor” a día de hoy no están “tan agilizados como deberían para las alturas de epidemia que tenemos”.

Sobre las medidas adoptadas por el sector ante la posibilidad de una segunda ola de COVID-19, Gonsálvez ha precisado que las plantillas de las empresas funerarias se han reforzado entre un 10 % y un 15 % de media a nivel nacional, un incremento que llega hasta el 30 % en zonas tan afectadas como Madrid.

Asimismo, se han mejorado los protocolos, la formación higiénico-sanitaria de todas las personas que tienen que atender al fallecido, se han dotado de mayores existencias de EPI, mascarillas y guantes y se ha reforzado el estocaje de ataúdes. “Lógicamente tienes que contar con ello y tienes que pedir a los proveedores que aumenten sus ‘stock’ para poder atender a mayores necesidades de demanda”, ha explicado Gonsálvez, que también ha detallado que el número de hornos crematorios en Madrid ha pasado de 28 antes de la pandemia a 35.

Entre las tareas pendientes, la patronal del sector cree que sería recomendable que hubiera un “protocolo claro” para el tratamiento y manipulación de los cadáveres de personas fallecidas por COVID-19, ya que, según ha explicado su secretario general, con el final del estado de alarma, dejaron de estar en vigor las restricciones que había para tratar un cuerpo sin vida con coronavirus.

Desde Panasef, consideran que “ha llegado el momento” de que exista una coordinación “más fluida y eficaz” tanto con la Administración central como con las autonómicas puesto que la que ha habido ha sido “a golpe de teléfono” del sector. “Somos un sector esencial y la realidad es que no se contó con ningún especialista de los servicios funerarios en el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad y ha llegado el momento de que se cuente con nosotros”, ha lamentado Gonsálvez.

Fuente: Revista Adiós

Un total de 250 profesionales participan en el 1º Congreso Internacional de Directivos Funerarios

Visibilizar y reconocer la labor que los profesionales funerarios han realizado durante las fases más críticas de la pandemia provocada por la Covid-19 fue el hilo conductor del 1º Congreso Internacional sobre Directivos Funerarios organizado por Funergal y celebrado los pasados días 24 y 25 de septiembre en Expourense. El encuentro convocó a 24 ponentes de 4 países (España, Portugal, Italia y México) y reunió a un total de 250 profesionales, que pudieron seguir el encuentro tanto de forma presencial como virtual.

Además de analizar los retos en la gestión de los servicios funerarios en tiempos de Covid, este congreso sirvió también para dar a conocer experiencias de diferentes comunidades y países que puedan ser útiles en el futuro, y también para compartir contenidos culturales, herramientas que favorezcan la internacionalización de las empresas, la eficiencia energética y la comunicación de las mismas.

“Durante las horas más duras de la primera ola de la pandemia, quedó en evidencia que los profesionales funerarios son trabajadores esenciales de nuestra sociedad, y sin embargo, somos conscientes que no obtienen la visibilidad y reconocimiento merecido”, explicaba Emma González, directora de Funergal, durante el acto de apertura.

El acto de apertura contó con la presencia de representantes institucionales como el vicepresidente de la Diputación Provincial de Ourense, Rosendo Fernández; del jefe del servicio de Turismo en Ourense de la Xunta de Galicia, Cecilio Santalices, y de los representantes de las asociaciones de profesionales funerarios de Ourense (APEFO); Antonio García Aliende; de FEGASERFU, José Becerra; de AGESEF, José Luis Varela. Asimismo intervino de forma virtual el secretario general de Panasef, Alfredo Gosálvez, quien reivindicó una vez más “el orgullo de ser funerario”.

El congreso comenzó con la conferencia sobre tanatopraxia en tiempos de pandemia en la que el tanatopractor y vicepresidente de FEGASERFU (Federación de Gallega de Servicios Funerarios), Jorge Balado, quien comentó que “la pandemia nos ha obligado a ver la necesidad de trabajar con seguridad. Si trabajamos seguros, el coronavirus es tan peligroso como cualquier otro elemento infeccioso con los que tratamos cada día pero tenemos que poner todos los medios para que se pueda trabajar de la mejor forma y protegernos nosotros mismos y a nuestros empleados”. También hizo referencia a los momentos más duros de la pandemia, indicando que el duelo por una muerte es un proceso que necesita un ritual. “En la situación que estamos viviendo, con limitaciones de todo tipo por la pandemia y los brotes de coronavirus, se repiten escenas dramáticas y muy tristes, la mayoría derivadas de la imposibilidad de celebrar velatorios o funerales, recortando el apoyo de familiares amigos. Hemos visto situaciones dantescas como entierros sin gente o con una presencia limitada de tres personas”. Por último reivindicó que “nuestro trabajo es ayudar también llevar el duelo de la mejor forma posible”.

También durante la primera jornada se habló de necroturismo y de la puesta en valor de los cementerios patrimoniales; de la aplicación de nuevas tecnologías a los servicios funerarios y de la comunicación funeraria que comienza ya en el mismo momento de la primera llamada telefónica. “Todo el trabajo de comunicación depende del primer contacto con ellas”, indicó el ponente Agustín Palacio, de Innova Funeraria.

La sesión de tarde estuvo dedicada a las ponencias internacionales con una conferencia sobre marketing y ventas funerarias centradas en los homenajes digitales de la vida del fallecido ofrecida por el experto mexicano Beto Gil y con otra sobre el impacto de la pandemia en los servicios funerarios en Italia, el primer país europeo que fue duramente castigado por la Covid-19 e impartida por el expresidente del comité de trabajo de cementerios de la European Federation of Funeral Services y que ha participado gracias a los acuerdos de colaboración que Funergal mantiene con la feria Tanexpo y la revista especializada en el sector funerario Oltre Magazine.

Segunda jornada

La última jornada del congreso arrancó con una mesa redonda en la que representantes de distintas asociaciones de profesionales de Galicia, España y Portugal, analizaron cómo les estaba afectando la crisis sanitaria dejando patente que son “un sector esencial que ha estado a la altura de las circunstancias prestando servicios de calidad”. Durante esta mesa, representantes del sector lamentaron la gran confusión y descoordinación sobre las medidas y protocolos que había que seguir en las primeras semanas de pandemia y dejaron patente que los funerarios se han entregado profesional y personalmente a sus clientes, convirtiéndose en uno más de la familia cuando a los entierros no podían acudir más de tres familiares. “La nota del sector funerario durante la pandemia es de Matrícula de Honor”, afirmaba el vicepresidente de la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, Juan José López Vivas, en relación al trabajo realizado por los profesionales.

El vicepresidente de Panasef también quiso aclarar que la pandemia no supuso ningún beneficio para las empresas funerarias. “Entre las principales dificultades impuestas por el coronavirus, además del aumento de la carga de trabajo y la incertidumbre, ha habido pérdidas económicas de hasta el 50% desde que arrancó la pandemia y las empresas hemos tenido que reforzar nuestras plantillas entre un 10 y un 15%”, explicó. “La crisis sanitaria ha puesto en todo tipo de severos apuros, sobre todo de organización y económicos, a las funerarias. Pero se ha cumplido de forma sobresaliente.”

Entre las medidas tomadas para afrontar las complicaciones de la crisis sanitaria, los ponentes señalaron el refuerzo de plantillas, la formación de los trabajadores y la compra de suficientes materiales para prestar el servicio con garantías. Desde Panasef también se ha pedido que el Gobierno incorpore funerarios al comité de expertos que asesora en la gestión de la pandemia.

Por su parte, el Jefe del Servicio de Control de Riesgos Ambientales de la Jefatura Territorial de la Consellería de Sanidade en Ourense, José Martínez Grande, impartió una ponencia en la que hizo un resumen de las medidas de prevención frente a la Covid-19 en Galicia en el ámbito de la Sanidad Mortuoria.

La internacionalización de los productos y servicios funerarios fue otro de los hilos conductores de esta segunda jornada del congreso a través de la ponencia del vicepresidente de la Australia Spain Business Association, Juan Millán, quien es también miembro de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio España-Canadá y delegado en Madrid de la Cámara de Comercio de Perú en España, así como CEO de Gedeth Network. Millán comenzó su conferencia con un estudio efectuado en colaboración con la Universidad de Sidney, que midió que el impacto que el Covid-19 ha causado en los negocios internacionales y que ha cifrado en un 25%, “un dato importante pero no catastrófico”, explicó. Además, Millán recordó que la crisis puede ser una oportunidad y de entre los cientos de mercados existentes, quiso destacar el latinoamericano por sus lazos históricos con España, como una de las grandes oportunidades a explorar, siempre sin olvidarse de grandes nichos como EE.UU. o los países nórdicos. También dio las claves para triunfar en el mercado exterior: capacidad económica, paciencia y generación de confianza. Indicó además que al mercado exterior hay que salir por estrategia y no por necesidad. “El éxito no radica tanto en el precio, ya quesiempre habrá alguien más barato que nosotros- sino en la capacidad que tengamos de generar confianza y ser percibidos como aliados”.

Por su parte, la sesión de tarde estuvo dedicada a la presentación de productos innovadores aportadas por las empresas CIDAF, la nueva división de artículos funerarios de la empresa IDETER, de reciente creación y presentada por primera vez en este congreso; INFUNER que presentó sus piezas plegables de material reciclado y reciclable para presentar al finado; Vivo Recuerdo que nos presentó su “Ventana de los Recuerdos”, una pantalla digital que celebrar la vida del fallecido desde cualquier parte del Mundo en tiempo real y que ha transformado la experiencia de las familias en el tanatorio. Este turno terminó con la presentación de la web www.jamasteolvidaremos.com que invita a las funerarias a enviar a las familias de los fallecidos detalles que les recuerden en fechas señaladas como el Día de Fieles Difuntos.

Asimismo, incluyó un panel sobre la transición ecológica en el sector funerario en el que colaboró la feria Funexpo de Madrid con la que Funergal mantiene estrecha colaboración. En ella participaron la vicepresidenta de Funexpo, Dolores Asensi; el periodista especializado en información ambiental y director del programa Ecogestiona (Radio Intereconomía), Javier Martínez, y el responsable de Smart Mobility Empresas y de Iberdrola, David García Mancera.

La conferencia de clausura corrió a cargo del asesor en comunicación directiva, Enrique Sueiro, y que recomendó usar “más brújula y menos cronómetro.”

Recordar que este Congreso ha contado con el apoyo de la Diputación Provincial de Ourense y de Turismo de Galicia ya que entre las actividades complementarias están incluidas visitas a Ribadavia, al casco histórico de Ourense y a la Ribeira Sacra que será mañana sábado. Cuenta además con la colaboración e importantes empresas como PARCESA, Vivo Recuerdo, CIDAF, IDETER o INFUNER y de las principales asociaciones profesionales del sector a nivel autonómico, estatal y peninsular (PANASEF, AFCM, ALPAR, FEGASERFU, AGESEF, APEFO, APPSF y ANEL).

Fuente: Revista Funeraria

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad