El sector funerario estará representado en el homenaje de Estado en memoria de las víctimas de la Covid-19

La presidencia del Gobierno ha querido contar con la presencia del sector funerario en el homenaje de Estado por las víctimas del Covid-19, ya que este ámbito de actuación es uno de los que ha tenido que enfrentar la pandemia en primera línea. Por ello, la Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), representada por su presidente, Juan Vicente Sánchez-Araña, participará en la ceremonia prevista para el próximo 16 de julio.

“Para el sector funerario es un honor formar parte del Acto de Homenaje de Estado a las víctimas de la pandemia, los grandes perdedores de esta crisis sanitaria. En nuestro trabajo diario acompañamos y honramos a los que se van y sus familiares. Durante la pandemia no lo hemos podido hacer y ahora, este Homenaje de Estado es una buena ocasión para poder despedirles como se merecen”, comenta Juan Vicente Sánchez-Araña, presidente de Panasef.

El sector funerario ha sido más que nunca durante esta pandemia el sector silencioso e invisible. El último eslabón de la cadena sanitaria ha estado, sin embargo, muy presente con más de 11.500 profesionales que han vivido durante el confinamiento una de las experiencias más difíciles de su historia, trabajando en condiciones de gran excepcionalidad y que no han podido desempeñar su labor como acostumbran, acompañando y consolando en los momentos más difíciles. En estos tres meses, el volumen de trabajo ha sido incesante en turnos reforzados, durante 24 horas al día, a pesar de haber contado con la ayuda de las distintas delegaciones.

Frente a la excepcionalidad de la situación y sin poder celebrar entierros o velatorios, los profesionales funerarios han sido muchas veces el único acompañamiento y consuelo en todo el proceso de dolor y aflicción que causa la muerte, asistiendo a la impotencia de las familias en el último adiós a sus seres queridos.

Medidas de seguridad en la nueva normalidad

Desde el inicio de la pandemia, el sector ha hecho enormes esfuerzos para extremar la seguridad e higiene en tanatorios, crematorios y velatorios, y garantizar que se pueda seguir prestando este imprescindible servicio social. En este sentido, recordar que Panasef, en colaboración con la Asociación Española de Normalización (UNE), ha impulsado una Especificación UNE con los requisitos y recomendaciones higiénico-sanitarios que deben cumplir las empresas funerarias que operan en instalaciones abiertas al público para prevenir el riesgo de contagio frente al coronavirus SARS-CoV-2.

Esta especificación busca que las familias y amigos de los fallecidos sepan que puedan asistir a las instalaciones funerarias que la han adoptado, con la confianza y tranquilidad de que han sido higienizadas siguiendo un protocolo homologado.

Al mismo tiempo, la Especificación UNE proporciona a las empresas del sector funerario medidas y requisitos operativos entre los que se encuentran directrices para la elaboración de planes de riesgo y su gestión, protocolos de limpieza y desinfección en espacios públicos y su potencial clausura temporal, protocolos de atención e información a usuarios, disposición y reducción de equipamiento y mobiliario, medidas de distancia social de seguridad, empleo de mamparas protectoras, etc.

Fuente: Revista Funeraria

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies