Guía sobre el duelo en las aulas

Identificar y nombrar la muerte, dejar expresar las emociones y mantener las rutinas tras una pérdida son alguna de las recomendaciones de la guía para educadores «El duelo en el ámbito escolar», de Escuelas Católicas, que recomienda a los centros elaborar un plan de crisis y un protocolo de comunicación.

En la presentación de esta segunda guía de Escuelas Católicas ha intervenido Alfredo Martínez, director del Colegio Nuestra Señora del Pilar de Valencia, quien ha recomendado «no ocultar la realidad» en el centro y comunicar con transparencia y sin especulaciones lo sucedido a los medios».

En la elaboración de la guía, presentada este jueves en la sede del Consejo Escolar en Madrid, han participado pedagogos y expertos, que han destacado que la muerte sigue siendo «el gran tabú cultural de nuestro tiempo», aunque forma parte de la vida de los centros, y han advertido de que «los duelos en los niños son distintos a los de los adultos».

Según el psicólogo y experto en trauma infanto-juvenil Carlos Pitillas Salvá, la pena por una muerte está rodeada de miedo y esta situación se acrecienta cuando se habla de duelo infantil ante el temor de los adultos a que la situación les provoque traumas o sufrimiento. «Los niños no son testigos pasivos de lo que sucede en su vida: interpretan a su modo lo que les pasa y hay que escucharlos y ayudarlos», ha asegurado Pitillas, mientras advertía de que los menores procesan parte de su experiencia desde el pensamiento mágico, por lo ha defendido la necesidad de dar información para reducir fantasías. Además, ha explicado que una muerte produce una ruptura en las creencias básicas que dan seguridad al niño, «cuya mente crece según va creciendo y va cambiando su forma ver el mundo». Por ello, la guía explica las distintas maneras de afrontar el duelo en Infantil, en Primaria y en Bachillerato y alerta a los docentes de los cambios en el rendimiento académico, o en los comportamientos que puede generar.

En el caso de que se registre un suicidio, el manual recomienda que un profesor o tutor de confianza lo aborde en el aula, que se disipen rumores, que se resalte que es un hecho complejo y que «en ningún caso se presente como una elección, un acto heroico o romántico».

La guía explica que un suicidio «suele conllevar otros problemas psicológicos» y pide a los docentes que den información sobre los servicios sociales que pueden ayudar a prevenirlo.

Fuente: Revista Adiós Cultural