La Asociación nacional de Servicios Funerarios (PANASEF) pide que más familiares puedan acudir a los entierros

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef), patronal del sector, ha reclamado este lunes al Ministerio de Sanidad que más familiares puedan acudir a los entierros y a las cremaciones de los fallecidos. Actualmente solo pueden acudir a las despedidas un máximo de tres personas que deben acudir en dos coches y deben mantener además distancia entre ellos.

El secretario general de Panasef, Alfredo Gosálvez, explica, en declaraciones a Efe, que por el momento su petición es que se flexibilicen un «poco más las despedidas» con un mayor número de asistentes a las despidas, aunque sin especificar cuántas personas deberían acudir. «Lo mismo que hay ocho personas en un plató de televisión, en un programa, se debe flexibilizar», señala Gosálvez. Por el momento no piden recuperar los velatorios ni el tanatorio para prevenir que se conviertan en nuevos focos de contagio. Ante la caída en el número de muertes por coronavirus, el sector avanza hacia la normalización de sus servicios en la Comunidad de Madrid, la región en la que más víctimas mortales ha provocado la COVID-19.

El secretario general de Panasef explica que en Madrid se ha recuperado el número de servicios que se daba al inicio de la epidemia, el pasado 14 de marzo. En las últimas 24 horas se han registrado 115 fallecidos por todas las causas, en un día normal serían en torno a 60, pero ha habido días con más de 400 difuntos, explica refiriéndose a la Comunidad de Madrid.

Pese a la caída en los decesos, harán falta al menos dos semanas para recuperar la normalidad a la hora de hacer entierros y cremaciones, que se siguen practicando también en otras provincias para reducir los plazos de espera. La vuelta a la normalidad dependerá en todo caso de que las cifras continúen a la baja y no haya nuevos picos, señala Panasef. En el sector no tienen constancia de fallecidos entre sus trabajadores debido a la enfermedad, por lo que consideran que los métodos de protección individual están funcionando, aunque hayan tenido que retirar y sustituir mascarillas defectuosas enviadas por el Gobierno.

En las últimas 24 horas se han producido 64 muertes en Madrid, el cuarto día con menos de un centenar de muertes en una región donde los fallecidos por COVID-19 con PCR positivo son ya 7.986, según los datos facilitados este lunes por el Ministerio de Sanidad. Suponen un 33 % de las víctimas mortales del coronavirus en España, un total de 23.521.

Fuente: Revista Adiós