La FIAT-IFTA advierte sobre las medidas a tomar frente al coronavirus

La FIAT-IFTA, Federación Internacional de Asociaciones Tanatológicas, ha hecho llegar, asesorada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a sus miembros asociados una serie de consejos para actuar en caso de detección de brotes de coronavirus (2019-nCoV).

Según indica la asociación funeraria, se espera que puedan aparecer nuevos casos a nivel internacional, pues todos los países son susceptibles de verse afectados por este virus, que ya registra 17.000 casos en 24 países de Asia, Europa, Oceanía y América del Norte.

Ante esta situación, las empresas funerarias deben estar preparadas para la contención, incluida la vigilancia activa, así como la detección temprana, aislamiento y gestión de casos, seguimiento de los infectados y prevención de la propagación del virus. Para ello, la FIAT- IFTA recomienda consultar la web de la OMS, donde se encuentra toda la información técnica y los protocolos necesarios.

Enlaces de interés:

https://www.who.int/ihr/publications/9789241596664/es/

https://www.who.int/ihr/about/es/

https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/technical-guidance

 

Protocolo en China

El Gobierno chino ha dado a conocer un estricto protocolo para hacer frente a los múltiples casos de infectados por coronavirus tanto en el país asiático como en otros países del mismo continente o incluso de Europa, América del Norte y Oceanía. Estas medidas nacen para frenar una epidemia que ya ha matado en China a 361 personas a causa de la neumonía.

En este sentido, el coronavirus que ha provocado la neumonía de Wuahn deja ya más de 17.000 casos en varios países del mundo y aunque la gran mayoría se han registrado en China, en total, fuera del país asiático, hay al menos 157 casos confirmados en 24 países, incluido España.

Según establece dicho protocolo para el tratamiento de los cadáveres y tal como recoge el diario La Vanguardia, los fallecidos a causa de este virus no podrán ser enterrados donde quieran sus familiares ni tampoco tener una ceremonia de despedida.

Asimismo, los restos de los fallecidos infectados deberán ser incinerados en una funeraria designada y cerca de donde están, sin que puedan ser transportados entre diferentes regiones ni preservados por entierro u otros medios, apunta el protocolo emitido por la Comisión Nacional de Salud, el Ministerio de Asuntos Civiles y el Ministro de Seguridad Pública.

De este modo, las ceremonias de despedida quedan prohibidas y los cuerpos deberán ser desinfectados y colocados en una bolsa sellada por trabajadores médicos y no se podrán abrir después del sellado. Por su parte, las funerarias deberán enviar personal y vehículos especiales para entregar los cuerpos de acuerdo con la ruta designada.

Fuente: Revista Funeraria