PANASEF presenta los datos más relevantes del sector funerario actual

La Asociación Nacional de Servicios Funerarios (Panasef) ha presentado los datos de los fallecimientos ocurridos en España durante 2018, englobados dentro de su informe anual ‘Radiografía del Sector Funerario’, en el que se exponen todos los datos económicos y sociales que giran en torno a la actividad funeraria.

Según detalla el informe, en el año 2018 se han producido 426.503 fallecimientos (215.511 hombres y 210.542 mujeres) en España, respecto a las 423.643 defunciones del año 2017. Cabe mencionar que en los últimos tres años parece haberse consolidado un escalón de crecimiento de un 9,1‰ en la tasa de mortalidad, por tanto, los fallecimientos en España superan otra vez la barrera de las 400.000 defunciones pero parece que el número se está estabilizando.

Según se nos indica en el informe: “Con un número de servicios de 426.053 fallecimientos, durante el 2018 el sector ha facturado en torno a 1.530 millones de euros, 25 millones de euros más respecto al año anterior debido al aumento de los fallecimientos en España. El dato de facturación del sector supone casi un 0,13% del PIB, que se eleva al 0,34% al incluir la actividad de las compañías de seguros que comercializan el ramo de decesos.”

Más datos

El número de tanatorios en España sigue creciendo, y Panasef estima que ya operan 2.525 instalaciones funerarias en España, con 7.050 salas de velatorio, para hacer frente a una demanda media de 1.167 fallecimientos diarios. Esto implica que existen 6,04 salas de velatorio por fallecimiento. Esta sobrecapacidad se explica por el hecho de que los fallecimientos no se producen de forma lineal durante todos los días del año, sino que existe una gran variabilidad. Días con muy pocos fallecimientos hacen media con días de alta mortalidad.

Operan en nuestro país unas 1.300 empresas de servicios funerarios de las que el 80% cuentan con una cifra de negocio superior al millón de euros.

“Las empresas de servicios funerarios han realizado una gran inversión en los últimos años en tanatorios y hornos crematorios con el objetivo de acercar el servicio a las familias. Además, las defunciones no se producen de forma lineal sino que existe una gran variabilidad según los meses del año y el sector está preparado para afrontar estos incrementos puntuales de defunciones”, comenta Alfredo Gosálvez, secretrio general de Panasef. «El sector funerario ha movido en torno a los 1.530 millones de euros pero esta cifra no solo la componen la retribución a las empresas funerarias, sino que incluye la prestación de servicios y productos de hasta 9 agentes económicos diferentes.”

España, con una tasa de cremación del 41,22%, dispone del mayor número de hornos crematorios de Europa con 442 hornos. Con este número de hornos se puede realizar una media de 1.768 incineraciones para una demanda media de 400 incineraciones diarias. Existe un gran compromiso del sector con el medio ambiente y por ello, los hornos crematorios de España, además de cumplir con los límites que establece la ley, continúan instalando filtros que minimizan aún más las emisiones de contaminantes a la atmósfera.

En los últimos años la incineración ha avanzado y ha ganado terreno frente a la inhumación. Así, la cremación ya es la opción elegida en más del 40% de los fallecimientos y se estima que alcanzará el 60% en 2025, aunque se trata de una tendencia variable según las regiones. De esta forma, la tasa de incineración es muy superior en las localidades urbanas frente a las rurales, alcanzando en algunas capitales de provincia el 70%.

Profesionalización del sector funerario

En los últimos años, el sector funerario está realizando un importante esfuerzo en profesionalización. La industria ocupa a 11.510 trabajadores (26,6% mujeres y 73,4% hombres), lo cual nos indica que si en España fallecen 1.167 personas diariamente de media, el sector cuenta con 9,86 trabajadores por fallecimiento.

Consultar el informe completo

Fuente: Revista Funeraria