Solo el 30% de la población sabe con exactitud qué significa un servicio funerario

Panasef (Asociación Nacional de Servicios Funerarios) estima que el 70% de la población le cuesta especificar con precisión qué es un servicio funerario y lo simplifica a “dar sepultura a los fallecidos”. El 20% de los ciudadanos sólo reconocen entre 1 y 3 servicios y sólo el 10% restante lo define como “todos los servicios/productos necesarios desde que una persona fallece hasta que es enterrada”, pero sin especificarlos.

¿Qué es un servicio funerario?

El sector funerario es un sector del que, tradicionalmente, nadie quiere oír hablar. Por ello, las familias tienen un gran desconocimiento de la actividad que realizan. “Existe un gran desconocimiento por parte de las familias de lo que es un servicio funerario. Actualmente, un servicio funerario lo componen más de 20 servicios/productos que solo un profesional funerario capacitado puede realizar en un plazo máximo de 24 horas. Sin embargo, cuando preguntamos a la sociedad qué es para ellos un servicio funerario, nos encontramos con la idea equivocada de que un servicio funerario es enterrar a los fallecidos”, explica Juan Vicente Sánchez-Araña, presidente de la patronal.

Los 20 servicios/productos que componen un servicio funerario se llevan a cabo por 9 agentes económicos diferentes aunque es la empresa funeraria quien se encarga de su coordinación y gestión.

Estructura de coste de una factura funeraria

El volumen de facturación de las empresas de servicios funerarios no corresponde exclusivamente a las empresas funerarias, sino que en ella intervienen hasta 9 agentes económicos diferentes.

El 51,5% del coste de la factura funeraria corresponde a las empresas de servicios funerarios mientras que el 17% corresponden a los impuestos, el 16,5% al destino final (cementerio/cremación) y el 15% a los servicios complementarios (iglesia/tasas/coronas/lápidas/esquelas).

“Las familias no son conscientes de que en el coste que abonan por un servicio funerario van incluidos una serie de servicios que no corresponden directamente a las empresas de servicios funerarios. Es nuestra labor ayudar a las familias que se encuentran en un momento muy delicado y por ello, nos encargamos de cuestiones como el pago de las tasas, la contratación de esquelas… que no son actividades propiamente de nuestra actividad”, añade Sánchez-Araña.

Campaña de comunicación

Con objeto de acercar el sector a la sociedad y hacerlo visible, Panasef ha lanzado una nueva campaña de comunicación que se está difundiendo entre los canales de la asociación.

En una de las piezas audiovisuales de la campaña, el sociólogo Amando de Miguel y el catedrático de arqueología, Desiderio Vaquerizo, dialogan sobre cómo en época romana ya existían los servicios funerarios, tal y como existen ahora. Además, la patronal ha querido hacer un “experimento social” y ha salido a la calle a preguntar a la sociedad lo que es para ellos un servicio funerario.